La Luna es una cruel amante- Robert A. Heinlein

la-luna-es-una-cruel-amante

Título original: The Moon is a Harsh Mistress

© 1966, por Robert A. Heinlein

    Aunque repito autor- y aún me queda otra obra de Heinlein que reseñar aquí, quizá la más intelectualmente profunda y una de las más controvertidas- no me resisto a presentaros esta divertida novela de aventuras, tampoco exenta, como veremos, de varios estratos que trascienden el mero entretenimiento. Y, puestos a repetir honestamente, gracias otra vez Ángel por guiarme en el asalto a tus estanterías. Dado que el título y yo tenemos los mismos años me cuesta poco, sumado a quién es el autor, en clasificarla también como un clásico de la Ciencia Ficción.

    El argumento principal es el de cómo la colonia lunar, asentamiento de economía primaria, de lejano origen carcelario y obvio recuerdo de la naciente Australia, busca su independencia de la metrópoli. Para que eso ocurra resulta catártico un hecho: el ordenador principal, Mike, adquiere conciencia de sí mismo y, en su proceso de investigación a cerca del humano sentido del humor, entabla amistad con el técnico que se encarga de sus reparaciones. Éste se verá envuelto en un acto subversivo que le pone en contacto con la líder de uno de los partidos revolucionarios y un profesor, anarquista racional (¿libertario?) con un pasado terrestre como activista.

    Ellos cuatro conciben la organización que sustentará la Guerra de independencia y su desarrollo político. Si tenéis relación con algún profesor de historia contemporánea, aquí hay un filón para explicar el sistema de células que utilizaron los soviets durante la Revolución de Octubre. Abundan los guiños a la independencia estadounidense, referente demasiado explícita, y muchos diálogos en que se reflexiona sobre diferentes sistemas políticos, tema de fondo real de la novela. Y todo narrado desde el divertido y muy lunático punto de vista del citado técnico.

    En el decorado no podemos dejar de fijarnos en varias cuestiones, como la exploración de sistemas sociales llamativos (poliandrias o matrimonios lineares o el juicio con los stilyagis y el turista y posterior embajador) o el modo en que la física diferente del cuerpo celeste influye en la sociedad. E incluso en la guerra. Al fin y al cabo, atacan a la tierra dejándole caer piedras, ventajas de estar “arriba” en el pozo gravitacional. O el propio Mike, un ordenador muy peculiar para la época. Y que, tras sufrir el ataque de la armada terrestre y logrado el objetivo final, enmudece para siempre y deja a la humanidad sola para que prosiga su andadura, desde la recién nacida Luna Libre.

    Aunque debo reconocer que no está al mismo nivel que otras de las obras que iré incluyendo en estas estanterías, en parte porque no es fácil encontrar una buena edición en español, acudo a ella como una lectura más ligera -dentro de las ratios en que nos movemos- y entretenida, gratificante y con un puntito izquierdista (desde el periódico Lunaza Pravda hasta los abundantes términos y expresiones en ruso) que hace pensar que el autor no refleja su ideología en sus obras, visto el contraste con Tropas del espacio.

    Y, como manifiesta el lema selenita, que puede traducirse como “Nunca nada es gratis”, TANSTAALF. Y yo sólo os pido vuestra atención y un sincero comentario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s